Al fin llega el relevo a la Fiscalía ¿Irán contra la exfiscal?

Luego de una larga y pasmosa espera, por fin se anunció ayer el cambio de titular en la Fiscalía General del Estado: Ruth Medina Alemán asume el cargo, en sustitución de Ramón Guzmán Benavente, quien se ausentó de esa dependencia desde hace algunos meses por motivos de salud, que finalmente no le permitieron reincorporarse. El nombramiento era más que necesario y ahora el Congreso estatal deberá ratificar la nominación en los próximos días.RubenCardenas

El gobernador José Aispuro Torres designó a Medina Alemán en uso de facultad legal que le confiere la Constitución del estado, tras aceptar la renuncia de Guzmán Benavente, quien estuvo al frente de la FGE desde el 15 de Septiembre del 2016.

Si bien es cierto que la Fiscalía no había quedado acéfala, porque estuvo como encargada por ministerio de ley Ruth Medina Alemán en su carácter de vicefiscal, pero no tenía plenas atribuciones legales para resolver gran parte de los pendientes, que deben ser demasiados a la fecha.

Los males que aquejaron desde el inicio a Guzmán Benavente no le permitieron avanzar en el logro de objetivos en la Fiscalía, por lo que la nueva titular asume con la responsabilidad de acelerar el ritmo de trabajo en una dependencia tan sensible para la seguridad de todos. Una de las fortalezas de Medina Alemán es que tiene amplia experiencia en el ramo y, por lo visto, cuenta con todo el apoyo del gobierno estatal para iniciar una nueva etapa en la dependencia, que se traduzca en respuestas convincentes para los que vivimos aquí.

La Fiscalía del Estado de Durango, de nadie es desconocido, es una de las instituciones más cuestionadas en la estructura del gobierno estatal. Años y años de altos niveles de corrupción propiciaron su desapego de la sociedad y la desconfianza de esta. En el pasado reciente, de hecho, la Fiscalía cargó con el estigma de trabajar más por defender los intereses de la criminalidad, que de la propia ciudadanía.

Fueron tiempos vergonzosos; se sabía de agentes policiacos involucrados con la delincuencia, muchos de los cuales fueron ejecutados, incluso comandantes y un exfiscal, sin que se aclarara el móvil, menos los autores. La Fiscal del sexenio anterior, Sonia Yadira De la Garza, se escudó siempre detrás de argumentos muy débiles para dejar sin respuesta cientos de casos que hondamente lastimaron a muchas familias. Solía no dar información “para no entorpecer las investigaciones” y jamás salimos de ahí.

No es fácil la tarea que tiene ahora Medina Alemán, sin duda, pero mucho se le tomaría en cuenta si pronto demuestra que vale la pena presentar denuncia de cada ilícito, de acudir a esa dependencia sin temor a represalias y sin ir sólo a perder el tiempo, por tanta burocracia que existe dentro, lo cual desalienta a quienes han sufrido algún robo, amenaza, extorsión, o cualquier otra agresión, para denunciar como debe ser.

De igual manera, tampoco en esa dependencia puede haber “borrón y cuenta nueva”, pues durante el pasado sexenio hubo excesos que no pueden mantenerse en la impunidad; por ello,

La recién nombrada fiscal general no debe tener dudas en emprender acciones legales contra quienes exhibieron tan mal desempeño, abusando de la confianza de los gobernados, aunque la realidad es que esa confianza siempre fue muy débil. Son muchos los retos, pues, pero la agenda inicial no admite dilaciones ya. El cambio debe verse y sentirse en la Fiscalía estatal lo antes posible. Si esperamos tanto la llegada del relevo, es deseable que valga mucho la pena. Estemos muy pendientes todos.

EN CÍRCULOS PRIÍSTAS se disemina la versión de que si José Antonio Meade Kuribreña surge como candidato presidencial del PRI, lo cual parece inminente, resurge la posibilidad de una candidatura senatorial para Adrián Alanís Quiñones, secretario general de gobierno, quien nunca ha negado su militancia tricolor… Y ES QUE, dicen algunos connotados priístas, Meade Kuribreña confía demasiado en su cercano colaborador José Ramón Martell, quien es entrañable amigo de Alanís Quiñones. La amistad es un factor esencial para lograr una candidatura en el PRI; nadie lo puede negar… LA COMISIÓN ESTATAL de Derechos Humanos inició ya una queja de oficio luego de la muerte de Yair González Garza en el interior de la Dirección Municipal de Seguridad Pública hace unos cuantos días, según informó el presidente de este organismo, Marco Antonio Güereca Díaz. Llama la atención el silencio sepulcral de los regidores priístas al respecto. No parecen oposición o ¿ Para que están?

Twitter: @rubencardenas10

Ruben Cardenas Ruben Cardenas (491 Posts)


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *